¡Avispas en la piscina!

MADRES CABREADAS

¿Os habéis preguntado alguna vez porqué las avispas os persiguen cada vez que vais a la piscina?¿Os sentís víctimas de su acoso y pensáis que tienen algo en contra vuestra? La verdad es que fastidia cuando vas a bañarte y te encientras la piscina plagada de etos pequeños monstruitos alados. . . ¿y no te digo nada cuando nos convertimos en víctimas de una picadura de avispa!

Que estáis tomando el sol en el bordillo, allí están; que vais a la ducha, tenéis que apartarlas para poder pasar (y no se van las muy puñeteras); que queréis regar las plantas, en la boca de la manguera os esperan. Y si hay algún charco en el jardín ya, ni os cuento.

Tranquilos, no es nada personal, y no sois vosotros los que les interesáis, ni vuestros niños, sino el agua. O sea, que tenéis un interés común, no es que quieran fastidiaros, aunque si las cabreáis ya sabéis lo que puede pasar, por eso es conveniente tener Afterbite a mano por si acaso.

Lo curioso es que la irrefrenable atracción que sienten hacia el líquido elemento no se fundamenta en su sed, al menos no es el motivo más importante, porque si fuera por esto nos encontraríamos alrededor de la piscina otros múltiples insectos, sino que existe una razón oculta que seguramente no sospechabais.

Las colmenas de avispas suelen estar hechas bien de una especie de pasta celulóica semejante al papel o al cartón compuesta por madera, encimas y agua, que fabrican mediante la masticación, o bien de barro (arena y agua).

En cualquiera de los dos casos el agua es un elemento importantísimo que les es de vital importancia conseguir.

A veces nos encontramos verdaderas plagas en la piscina y puede ser peligroso para los niños, por eso os sugiero este truco, si no queréis usar insecticidas:

Las avispas respetan el territorio de sus semejantes, así que no harán un nido donde ya haya uno. Podemos simular un nido de avispas arrugando una pequeña bolsa de papel marrón colgándola de una cuerda cerca del área conflictiva.

Quizá no tengan muy claro si es un avispero o no, pero lo más seguro es que confíen en su vista y no se arriesguen a una lucha territorial. Su instinto entrará en juego y desaparecerán.

Así que este verano cuando vayáis a refrescaros a la piscina y os encontréis con ellas, pensad en el noble motivo que les lleva a acercarse al agua, y seguramente no os sentiréis tan enfadados cuando os topéis con ellas.

¿Qué hacer para prevenir que nos pique una avispa? Además del pequeño truquillo que os contamos arriba, recordar que las avispas pican cuando se sienten atacadas. No las molestes. Si descubres un panal o colmena cerca de casa, lo mejor es eliminarlo. Si no sabes cómo, pide ayuda a algún profesional. Si a pesar de todo no has podido evitar que te pique, no te rasques!  AfterBite puede ayudarte a calmar la piel ante una picadura de avispa. ¡Tenlo a mano cuando vayas a la piscina!

Se recomienda
ÚLTIMOS POSTS